Un apassionat de les llengües i de la diversitat lingüística. El poeta espanyol Juan Carlos García Hoyuelos ha presentat, aquest dilluns a la tarda, el seu últim llibre ‘Aire, fuego y deseo’. Un recull de 25 poemes del mateix autor però tots ells traduïts a les diferents llengües ibèriques: portuguès, gallec, eusquera, català-valencià, occità-aranès i la resta de llengües o variants dialectals que no estan reconegudes oficialment com l’asturlleonès, l’aragonès, el romaní (la llengua dels gitanos), la fala, l’anglès de Gibraltar i el ladí. Moltes d’aquestes llengües o variants estan en perill d’extinció, per això el poeta ha apel·lat a la seva oficialització i al control i protecció perquè no es perdin. 

“Volia deixar com a llegat un recull de llibres amb poemes traduïts a totes les llengües perquè se sàpiga que existeixen i que totes elles poden confraternitzar”, ha explicat García abans de començar la presentació del llibre. Aquest nou recull de poemes precedeix al llibre ‘Se lo dije a la noche’, que també es va presentar al Principat i que té la mateixa vocació. Prop d’unes 300 persones, entre poetes, traductors compositors i músics, han fet realitat ‘Aire, fuego y deseo’. “La poesia pot unir el que els polítics desuneixen”, ha apuntat. 

Respecte a aquesta perspectiva i tenint en compte l’actualitat, el poeta ha apel·lat al respecte de totes les llengües presents al país veí. “Cal entendre que el català és la llengua vehicular, quan s’entengui això serà més fàcil entendre’ns”, ha replicat. Per a García el millor que es pot fer quan algú es trasllada a viure a un altre territori és parlar la llengua autòctona. “El pitjor que li pot passar a una llengua és el nacionalisme perquè fan de la llengua una propietat i la llengua pertany a tothom, fins i tot a aquells que tampoc la parlen”, ha expressat.

Durant l’acte de presentació del llibre a l’ambaixada espanyola també hi han participat l’ambaixador espanyol Manuel Montobbio i l’escriptor Manel Gibert, i hi han recitat poemes Carlos Figueiredo, David Gálvez, Joan Peruga i Alfons Valdés.L’escriptor espanyol García Hoyuelos apunta que “la poesia pot unir el que els polítics desuneixen” 

3 comentaris

  1. Muy buena la publicación

  2. Juan Carlos García Hoyuelos.

    1. Quisiera hacer unas puntualizaciones sobre el artículo publicado:

      1.- “El pitjor que li pot passar a una llengua és el nacionalisme perquè fan de la llengua una propietat i la llengua pertany a tothom, fins i tot a aquells que tampoc la parlen”, palabras mías según la prensa. Hay mucho que matizar sobre las mismas, porque no recogen todo lo que dije. Me reitero que una lengua no puede ser politizada, tanto por un nacionalismo excluyente como por el nacionalismo estatal que, como está ocurriendo con el asturleonés y el aragonés, está bloqueando la cooficialidad en Asturias, País Leonés y Aragón. Por ejemplo, cuando parece haber una gran consenso para que el asturianu (glotónimo con el que se conoce al asturleonés en Asturias), el Partido Popular y Ciudadanos están minando la oficialidad del asturleonés. Por eso le dije al periodista que “lo peor que pueda pasar a una lengua es caer en manos del nacionalismo”, de un lado y del otro. Las lenguas tienen que ser despolitizadas, son los filólogos quienes tienen que dar respuestas y las pautas para hacerlas viables en este mundo globalizado. La misión de la política, nacionalista y no nacionalista, es la de garantizar su buena salud y velar para que sus hablantes tengan reconocidos sus derechos lingüísticos.

      2.- No estoy contra el nacionalismo (el no excluyente), todo lo contrario, éste nace como reacción ante el abuso que ejerce el poder centralista. Lamentablemente son muchos los desmanes cometidos por el Estado Español, uno de los más sangrantes es el caso leonés, un pueblo al que el Estado español y la Junta de Castilla y León niega sus derechos históricos, culturales y lingüísticos, hasta el punto de tergiversar datos y ocultar otros para que los estudiantes no conozcan su historia, con el fin de castellanizar a su población, también lingüísticamente, pues el llionés (glotónimo con el que se conoce al asturleonés en el País Leonés) va perdiendo hablantes ante la actitud desidiosa de la Junta de Castilla y León, denunciada en el Tribunal de Estrasburgo. Eso también se lo dije a los periodistas y lo recalqué en varias ocasiones durante mi intervención en la velada poética, y, en cambio, ni una sola palabra han publicado sobre lo expuesto.

      3.- Existe un nacionalismo excluyente españolista que se opone a reconocer los derechos lingüísticos de la población bilingüe. Además de lo dicho con el asturleonés y el aragonés, se está incumpliendo con lo dictado con el Artículo 3 del Texto Preliminar de la Constitución española al no proteger y fomentar otras lenguas y modalidades lingüísticas habladas en territorio español, como el romanó, murciano, a fala de Jálama, extremeño, portugués (lengua de las poblaciones extremeñas de Herrera de Alcántara, Cedillo y la franja fronteriza de Valencia de Alcántara, La Codosera y Olivenza) y el rifeño o amazigh, lengua bereber hablada por una gran parte de la población de Melilla. En cambio, el aranés (dialecto del occitano) está reconocido y protegido por el Estatut de Autonomía de Cataluña. Por otra parte, el estado portugués también puede hacer mucho más por el mirandés (glotónimo con el que se conoce al asturleonés en la Tierra de Miranda, en Portugal), porque pese a reconocerla como lengua no está garantizando su supervivencia.

      Gracias por publicar este anexo que amplia y aclara a la publicada por ustedes. Juan Carlos García Hoyuelos

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada